Root NationNoticiasCrean un Robot con un sentido del Olfato súper sensible

Crean un Robot con un sentido del Olfato súper sensible

-

Ayudar al sitio
SUBSCRIBE TO GOOGLE NEWS

La electrónica moderna en forma de cámaras y micrófonos ha superado la capacidad de los humanos y los animales para ver y oír. Todo es mucho más complicado con el sentido del olfato, pero la electrónica también ayuda en esto: los sensores para gases, explosivos y estupefacientes se están desarrollando gradualmente. Una dirección particularmente prometedora en la unión de la biología y la electrónica, cuando los receptores de los seres vivos, generalmente insectos, se incluyen en los circuitos eléctricos.

En el pasado reciente, se han realizado muchos experimentos con las antenas de las langostas, que son las encargadas de detectar los olores en los insectos. Los receptores de las antenas envían impulsos eléctricos al sistema neural de la langosta, cuyo significado se puede descifrar con la ayuda de algoritmos informáticos, hoy llamados inteligencia artificial (IA).

Con la ayuda de antenas de langosta, los científicos de la Universidad Estatal de Michigan, por ejemplo, aprendieron a buscar células cancerosas por el olfato y lo lograron. Incluso antes, hubo experimentos con la búsqueda de sustancias explosivas. Hoy, investigadores de la Universidad de Tel Aviv informaron sobre otra experiencia exitosa, que se describió en detalle en un artículo en la revista Biosensor and Bioelectronics.

Las antenas de langosta y la IA le han dado al robot un sentido del olfato súper sensible

Para el nuevo estudio, un equipo de la Universidad de Tel Aviv tomó una sola antena de langosta y la incorporó a un sistema electrónico en un robot con ruedas. Después de que esta antena fuera expuesta a ocho olores diferentes (incluidos limón, geranio y mazapán), produjo señales eléctricas que fueron detectadas y registradas por la electrónica. Luego, un algoritmo de aprendizaje automático emparejó cada patrón de señal distintivo con un olor correspondiente conocido, estableciendo así firmas eléctricas para cada uno de los ocho olores, y la diversión no terminó ahí.

«Después de que se completó el experimento, continuamos identificando olores diferentes e inusuales adicionales, como diferentes tipos de whisky escocés», dijo el profesor Yossi Yovel, quien dirigió el estudio con el Dr. Ben Maoz, el profesor Amir Ayali y la estudiante de doctorado Neta Shvil. «Una comparación con los dispositivos de medición estándar mostró que la sensibilidad de la nariz del insecto en nuestro sistema es unas 10.000 veces mayor que en los dispositivos que se utilizan hoy en día».

Debido a que el robot es móvil, los científicos ahora están trabajando en métodos que le permitirán seguir los olores hasta su origen. Se espera que esta tecnología finalmente encuentre aplicaciones, por ejemplo, en la detección de bombas en aeropuertos o en el seguimiento de delincuentes.

Y si lo que necesita es rastrear olores en el aire… bueno, ahí es donde el Smellicopter puede venir al rescate. Desarrollado por un equipo de la Universidad de Washington, es un cuadricóptero equipado con una antena de mariposa que detecta las fuentes de olor.

Aquí te dejamos una lista de noticias que de seguro vas a querer leer:

Donate us
Sourcenewatlas

Otros artículos

Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Popular ahora